La ceremonia del Mate

Cebar mate va más allá de echar agua caliente a un recipiente con yerba molida, nos hace protagonistas indiscutibles de éste rito que debe hacerse con esmero. Se convierte en una acción ceremonial desde cuidar la temperatura del agua, la ubicación de la yerba y la postura de la bombilla en el mate. Cuidar cada detalle es tan importante como mantener el ritmo y el encanto, donde el cebador es el especialista y el artista de la escena.

Actualmente, el arte de cebar mate se encuentra devaluado ya que, nos encontramos contaminados por la velocidad de la vida cotidiana, los descartables y la falta de tiempo. Por estas cuestiones, perdimos tradición y respeto por la técnica. Tomarse unos mates es un lujo posible donde se crea un espacio, una invitación y una pausa.

La yerba mate es el producto más auténtico y representativo que constituye el símbolo de nuestro país ligado a la identidad y tradición más profunda.

Recuperemos la esencia y magnifiquemos nuestra bebida nacional, así como un buen vino necesita de una buena copa, disfrutar realmente ésta infusión nos obliga a disponer de un buen mate. Además, contar con yerba de elaboración tradicional y estacionamiento natural, teniendo en cuenta la técnica, el tiempo y la ceremonia del preparado.

Tomar mate es una invitación al dialogo íntimo, es un agasajo personal y si se comparte es el mejor vínculo que socializa a las personas. KALENA propone a que compartas y difundas el consumo del mate.