El mate como industria cultural

Desde un punto de vista general la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. Es el conjunto de todas las formas de vida y expresiones de una sociedad determinada. El concepto de cultura es fundamental para las disciplinas que se encargan del estudio de la sociedad, en especial para la antropología y la sociología.

La UNESCO define a una industria cultural como “aquélla que combina la creación, producción y comercialización de contenidos intangibles de naturaleza cultural, generalmente protegidos por derecho de autor, que pueden tomar la forma de bienes o servicios”. Los bienes culturales son todos aquellos objetos materiales e inmateriales, tangibles e intangibles, muebles e inmuebles en los cuales se denota un valor cultural, ya sea por su significación histórica, artística, religiosa, arqueológica, arquitectónica, sociológica o científica.

El compartir el mate es uno de los símbolos culturales y de comunicación de nuestra sociedad. En la tradicional forma de consumo, mediante cebadas sucesivas, está implícito el hecho de tomarse un tiempo, reunirse físicamente con los otros, esperar cada uno su turno, escuchando los silencios de los otros y los de uno mismo. Se comparte no solo la infusión, su recipiente y su bombilla, sino también el momento y luego las ideas, los sueños y los compromisos. La práctica de cebar mate no le es ajena a ningún argentino, sin embargo hay quienes sostienen que preparar un buen mate es todo un arte.