¿Por qué Yerba Mate Kalena elige ser agroecológico y no orgánico?

Los productos orgánicos, se entiende a aquella producción o proceso productivo agropecuario y agroindustrial en el que no se utilizan determinadas sustancias que están proscriptas por un protocolo, que se rige de acuerdo a legislación vigente. Producir en forma orgánica es, entonces, producir de acuerdo a un determinado reglamento. La reglamentación y la certificación orgánica hacen hincapié en la seguridad del consumidor y del medio ambiente. Se busca la obtención de un producto química y bacteriológicamente sano, que haya sido producido sin afectar al medio ambiente con residuos tóxicos y que no implique riesgos para la salud del consumidor.
En cambio, la agroecología es un planteo mucho más amplio, con una mirada integral sobre el ecosistema. La agroecología plantea la producción agropecuaria a partir del diálogo de saberes entre la academia y el campesinado; entre la tradición y los conocimientos científicos; buscando las tecnologías que permitan producir en forma sustentable y saludable de acuerdo a los dictados de la naturaleza; respetando la diversidad biológica y cultural. Al igual que en los productos orgánicos, en la agroecología tampoco se utilizan productos químicos de síntesis; también se protege la salud del ecosistema y de los consumidores; pero se entiende como sano a un producto sin tóxicos, sin sustancias dañinas, sin energía negativa, sin una historia dañina; un producto concebido, producido y consumido en un agroecosistema y un entorno social saludable. Sano y saludable tienen para la agroecología un componente holístico que va más allá de las determinaciones de laboratorio.
Podemos encontrar muchos productos agroecológicos que son orgánicos, pero a la inversa no ocurre lo mismo, muchos productos orgánicos no son agroecológicos.
Yerba Mate Kalena elige ser agroecológico porque sostenemos que la agroecología plantea el uso de recursos del propio campo, disminuyendo en todo lo posible la dependencia de insumos externos, por lo tanto continuamente controlamos y sabemos lo que estamos haciendo y como lo producimos. La agroecología es una propuesta metodológica de transformación social, que plantea modos de producción y consumo que respeten la diversidad natural y social de los ecosistemas locales y aseguren la sustentabilidad. Es siempre solidaria, comunitaria, local, ecosistémica en su mirada y por eso seguiremos esta línea porque creemos que es la correcta como familia y para nuestros consumidores.